Mar Blanco clausura las jornadas “40 años de Constitución” en el IES Margarita Salas.

  • Imprimir

Mª del Mar Blanco, actual diputada nacional por el Partido Popular por la circunscripción de Madrid, clausuró ayer las jornadas “40 años de Constitución” que ha celebrado el Instituto de Enseñanza Secundaria “Margarita Salas” de Seseña, dirigida a los alumnos de 2º curso de Bachillerato.

Mª del Mar Blanco estuvo acompañada diputado nacional por Toledo, José Jaime Alonso, el alcalde, Carlos Velázquez y por el inspector del centro Víctor Gutiérrez, así como la concejal de Educación, Isabel Domínguez, y el concejal de Juventud, Deportes y Hacienda, Jaime de Hita.

La iniciativa, que partió del Jefe de Estudios y profesor de historia, Félix González Chicote, tiene como objetivo hacer viva la historia y dar la posibilidad al alumnado de crear su propia opinión al respecto aportando una visión plural del periodo histórico de la Transición y de la Constitución de la mano de personas que han estado o están en una posición relevante.

Las jornadas comenzaron el día 3 de diciembre con José Bono Martínez, expresidente de Castilla-La Mancha, como ponente, que presentó la historia desde la memoria, subrayando la importancia del miedo, la ilusión y la capacidad de consenso y diálogo entre los agentes históricos que hoy se echa de menos. El siguiente ponente, Ricardo Sixto Iglesias, de Unidos Podemos, realizó una intervención en la que presentó la historia desde la crítica del presente.

La actual presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y de la Fundación de Miguel Ángel Blanco remarcó la importancia de que los jóvenes, que en algunos casos no saben quién fue Ortega Lara, Miguel Ángel Blanco o incluso lo que fue ETA, sepan bien distinguir entre las víctimas y sus verdugos. Es por ello que el proyecto educativo ya propone el incluir en la materia de Historia una unidad sobre el terrorismo.

Por otro lado, la diputada natural de Ermua contó a los presentes desde su experiencia personal lo que supuso esa falta de libertad en el País Vasco, el sentir de su familia en acontecimientos terribles como fueron la muerte de Gregorio Ordoñez, la alegría que sintió su familia al saber de la liberación de Ortega Lara y, cómo no, la tristeza y dolor sufrido durante el secuestro y tras la muerte de su hermano. Manifestó a los presentes su agradecimiento pues consideraba que había sido el cariño y afecto demostrado por todos los vascos y españoles lo que le había ayudado a superar a ella y a su familia el dolor por este trágico final.

Tras la ponencia, alumnos y profesores del centro realizaron un sentido homenaje por todas las víctimas en el que se leyó el poema del poeta dominicano Pedro Julio Mir, Ni un paso atrás mientras se exponía, en una pancarta realizada por los alumnos, que todas las víctimas del terrorismo siempre estarán en nuestra memoria.