El Equipo de Gobierno Municipal baja los impuestos por segundo año consecutivo.

  • Imprimir

El equipo de gobierno municipal ha aprobado, en el Pleno Ordinario celebrado hoy, las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2015, que contempla una reducción de los impuestos municipales por segundo año consecutivo.

La propuesta incluye una bajada del tipo impositivo del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI), que pasa del 0,422 al 0,405, estableciéndose el tipo impositivo muy cerca del mínimo posible. A esta reducción del IBI se une la paralización de la subida de los valores catastrales, aprobada por la Dirección General del Catastro y que tendrá su reflejo en el recibo por primera vez en el ejercicio 2015. El equipo de gobierno municipal aprobó el pasado mes de mayo, en la Junta de Gobierno Local, la aplicación de un coeficiente corrector a la ponencia de valores catastrales, que se ha fijado en el 0,78. Este acuerdo fue fruto del intenso trabajo de gestión ante la Dirección General del Catastro del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que comenzó en noviembre del año 2011. Finalmente, la Dirección General dio su visto bueno a la aplicación de este coeficiente.

De la misma forma, el gobierno municipal ha reducido también el importe del Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica, cuyo coeficiente pasa del 1,50 al 1,35. La reducción de este impuesto por primera vez va a beneficiar a la mayoría de los habitantes del municipio.

En este sentido, el gobierno municipal redujo también la tasa por la apertura de establecimientos industriales y comerciales, que entró en vigor en el año 2014, para favorecer el autoempleo y beneficiar a los emprendedores y autónomos en la puesta en marcha de sus negocios.

Después de tres años de gestión eficiente y responsable de los recursos municipales, el Ayuntamiento cuenta ahora con unas cuentas saneadas y una situación económica sostenible. El equipo de gobierno ha cancelado la deuda con las entidades bancarias y los proveedores municipales cobran con puntualidad sus facturas. Por eso, ha sido posible bajar los impuestos por segundo año consecutivo.