Seseña aprueba los presupuestos 2017 volcados en la protección social y la inversión.

  • Imprimir

El Ayuntamiento de Seseña ha aprobado hoy, en Pleno extraordinario, los presupuestos para el ejercicio 2017, basado en cuatro pilares fundamentales: deuda cero, congelación de impuestos, protección social e inversión.

Este documento, que ha sido votado en contra por los grupos municipales de PSOE e IU, mantiene las políticas que aplicadas en los últimos seis años, que han permitido a Seseña ser un ayuntamiento ejemplar en cuanto a estado de deuda, crecer, ser sostenibles en el tiempo e invertir en el futuro, siendo cada vez mas sociales y sin aumentar la presión fiscal.

Los presupuestos 2017 ponen de manifiesto la situación económica del ayuntamiento, que cumple con los criterios de estabilidad y equilibrio y que no tiene ni un solo euro de préstamo con los bancos. Además, se adaptan a la situación actual del municipio, en cuanto a necesidades y recursos, con un presupuesto de sólo 15 millones de euros, muy ajustado e inferior al de otros municipios del mismo tamaño. Para dar solución a este reto, el equipo de Gobierno municipal continúa con la estrategia comenzada en 2011 de hacer más con menos, trabajando cada día para ofrecer los mejores servicios posibles con unos recursos económicos muy limitados.

Presión fiscal por debajo de la media

Tras seis años de gestión, el equipo de Gobierno municipal sostiene su compromiso de no subir los impuestos y mantener la presión fiscal sobre los ciudadanos tan baja como sea posible. Así, la presión fiscal por domicilio en Seseña es de 821 euros, mientras que la media nacional es de 1.170 euros y en municipios de nuestras características es de 1.127. Por lo tanto, en Seseña cada familia está pagando una media de 349 euros menos que en ciudades similares.

Esfuerzo en protección social, mujer e igualdad

De la misma forma, en los presupuestos destaca la cantidad destinada protección y promoción social, igualdad y mujer, que supone casi el 10 % del presupuesto municipal y asciende a 1.421.000. A este importe se suman las partidas de Seguridad Ciudadana, con las que se realizan acciones de protección de violencia de género y talleres de prevención para mujeres y escolares, así como las subvenciones para colectivos, las becas de comedor escolar, o las bonificaciones que se realizan en diferentes servicios municipales como los CAIS, Ludoteca o transportes públicos.

Aumenta el capítulo de inversiones

El capítulo de inversión aumenta en 774.142,53 euros, un 9,4% del total, una cifra ilusionante para materializar importantes infraestructuras.

Entre las principales inversiones, se encuentra el comienzo de las obras del carril bici, que no solo tiene un carácter deportivo y de seguridad sino que se convertirá en un elemento de cohesión fundamental para el acercamiento de los barrios. También se proyecta la realización de un recinto ferial definitivo que cumpla con las condiciones necesarias de emplazamiento y tamaño. Asimismo, se incluye la segunda etapa de la modernización informática municipal para hacer más fácil la relación de los vecinos con la administración.

Por último, se contemplan partidas destinadas a mejorar las dotaciones urbanas mediante el acondicionamiento de parcelas, hasta ahora sin uso, que se podrán a disposición de los vecinos con la creación de nuevas zonas deportivas, parques caninos o zonas verdes.