La directora general de familia de Castilla-La Mancha visita los Servicios Sociales de Seseña.

  • Imprimir

La directora general de familia, menores y promoción social de la Junta de comunidades de Castilla-La Mancha, Silvia Valmaña, y la responsable de los servicios periféricos de la consejería de sanidad y asuntos sociales en Toledo, Mª José Rivas, han visitado Seseña para conocer de primera mano los avances del plan local de integración social PLIS, que se implantó por primera vez en la localidad en 2014.

Acompañadas por el alcalde, Carlos Velázquez, y la concejal de Educación, Isabel Domínguez, han visitado las instalaciones de Servicios Sociales municipales, situadas en Seseña Nuevo, y han mantenido una reunión de trabajo con el personal del centro para conocer los detalles de los distintos programas que se llevan a cabo.

La directora general ha destacado que el gobierno regional ha logrado sanear los servicios sociales, dotarlos de estabilidad y dotarlos de garantías. Además ha señalado que en estos cuatro años se ha Incrementado considerablemente el número de usuarios y la atención es mejor tanto cuantitativa como cualitativamente. De la misma forma ha manifestado que en esta legislatura se ha triplicado el presupuesto para ayudas de emergencia social y se ha reducido considerablemente el plazo de resolución.

Silvia Valmaña ha agradecido el trabajo de los profesionales de Servicios Sociales, por la entrega e implicación que demuestran cada día en el trabajo que realizan a favor de la igualdad de oportunidades y el bienestar social de todos los colectivos. El Plan de Integración Social de Seseña está dotado con 348.028 euros, de los cuales Sanidad y Asuntos Sociales aporta 278.423 y el Ayuntamiento 69.605 euros.

Gracias a la firma de un convenio con la Junta de Comunidades de Castilla- la Mancha, se ha puesto en marcha EL PLIS con el objetivo de dar una atención integral a las personas más necesitadas del municipio. El PLIS supone la ampliación de la atención que se ofrece en los Servicios Sociales municipales, con un aumento de personal y nuevas prestaciones, como la orientación al empleo y la atención especializada a las familias y a los jóvenes.